sábado, 15 de abril de 2017

EL INFORME LEUCHTER/PDF




Alfred Leuchter/Autor
Nunca en la historia del mundo un evento ha sido tan propagado por un sistema imperante. Del mito de los seis millones de judíos gaseados en los campos de concentración de la Alemania Nazi, se han vertido como ningún otro en estos últimos 77 años, millones de artículos de prensa y reportajes diarios en todos los medios de comunicación del planeta, salvo raras excepciones, se ha incluido arbitrariamente en libros de historia y otros textos educativos, y se le ha rendido apología directa en cientos de libros y ensayos.

Curiosamente ninguno de estos libros cuya fama ha transcendido a niveles impensados gracias a esta propaganda abusiva y notoriamente desproporcionada es de carácter histórico: La Lista de Schindler, El Diario de Ana Frank, El Niño de Pijama a Rayas, El Pianista. Etc, son libros de ficción, sin contraparte alguna de la vida real.

Ningún evento histórico ha sido objeto de protección legal en toda la historia para quien se atreva a cuestionarlo. Hoy en día podemos negar a Dios, cualquier hecho histórico aun sin fundamento, podemos negar la democracia, podemos negar inclusive valores morales, se puede dudar de la veracidad de cualquier institución internacionalmente establecida, de su legitimidad de su existencia, de la ONU, de la OMS, OEA, del Banco Mundial, e incluso de la iglesia católica, del Islam, del Budismo, y de la historia de grandes naciones, hasta de la veracidad histórica del mismísimo Jesucristo ¿y no se puede dudar de la veracidad histórica del Holocausto?

¿Se han preguntado ustedes por qué se ha prohibido cuestionar el Holocausto en varios países de Europa con pena de cárcel, multas millonarias y hasta la muerte civil? La respuesta es simple, por qué no hay pruebas materiales históricas razonables ni científicas
para probarlo, y la realidad del Holocausto solo se asienta en la “Buena Fe” de las personas que se lo creen y aceptan sin cuestionarse como lo afirman los medios de comunicación y la propaganda. 

Porque el único informe pericial de carácter científico realizado NO en uno, sino en todos los campos de concentración de Polonia, incluido el famoso Auschwitz, desmiente categóricamente que hayan existido cámaras de gas y se haya ejecutado en ellas a algún ser humano. Porque los pueblos que lucharon contra Alemania en la Segunda Guerra Mundial fueron engañados, y lanzados a la guerra por los mismos que están sosteniendo está mentira, por eso se debe continuar satanizando a Alemania para poder seguir exigiendo indemnizaciones multimillonarias que están sosteniendo a un Estado de Israel, inexistente durante el conflicto bélico, y a cientos de miles de supuestos “supervivientes”, que viven dentro o fuera de él, y que no comprendemos como han “sobrevivido”, siendo que en Alemania y en los países ocupados por los Nazis había poco menos de cinco millones de judíos, NO DEBERÍA HABER QUEDADO NINGUNO.

Es hora de la verdad, por eso, y dado que el no importismo y la ignorancia campean libres y tolerados, hemos decidido lanzar con la Editorial de la Casa de Tharsis: El Informe Leuchter, el único informe pericial que existe sobre el supuesto crimen más importante de
todos los tiempos; que prueba fehaciente y absolutamente que el holocausto NUNCA EXISTIÓ!

Pregúntate ¿por qué en las escuelas, colegios y universidades se sigue enseñando el Holocausto como una verdad histórica? La mente de la gente ha sido moldeada por la
propaganda, muy pocas personas piensan por sí mismas, la mayoría han vendido su individualidad ideológica y moral a cambio de migajas. Quien ha vivido demasiado tiempo cerrando los ojos a la verdad se tornará débil y vulnerable ante la mirada del gran engañador, entonces sobrevendrá el llanto y crujir de dientes.

Andrea Victoria Cano
13 de abril de 2017.

http://www.mediafire.com/file/rnfapvdaqon3itj/Informe-Leuchter-Bolsillo-Edicion-Homenaje.pdf

 

No hay comentarios:

Publicar un comentario